Blogia
Victor Rebullida

MI GOZO EN UN POZO

Finalmente no pudimos ir a la plaza de San Agustin para ver qué sucedía con las cenizas del abuelo Dmitri. Unas décimas de fiebre y otras décimas de mal cuerpo impidieron que saliera de casa para ver Oua Umplute. Supongo que todo esto es consecuencia del tiempo desapacible que sufrimos el lunes durante la actuación en el mismo lugar de Jaime Ocaña.

Yo ya me conozco el espectáculo pero siempre me gusta volver a verlo, ver cómo evoluciona y cambia de una representación a otra, y echarme unas risas relajantes, que buena falta hacen.

Espero que la asistencia fuera lo suficientemente nutrida como para arropar con su calor (que buena falta haría) a los actores-músicos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres