Blogia
Victor Rebullida

'FIN DE PARTIDA' EN EL TEATRO DEL MERCADO

'FIN DE PARTIDA' EN EL TEATRO DEL MERCADO

HAMM Y CLOV

La conversación de dos personas, quizás los últimos supervivientes de la especie humana, que se encuentran recluidos en un refugio, es la clave de la obra Fin de Partida del dramaturgo irlandés Samuel Beckett, que se estrena hoy (21.00 horas) y permanecerá hasta el próximo 25 de noviembre en el Teatro del Mercado de la mano de la compañía aragonesa Teatro del Temple.

"Se trata de una de los textos más hermosos de la dramaturgia mundial porque nos da una lección sobre la vida", confiesa su director Carlos Martín. La obra, escrita en 1959, esconde en clave de humor conceptos muy presentes en la actualidad como la destrucción medioambiental. "El público se siente identificado con muchos de los conceptos de la obra, no hace falta ser un experto en Beckett para poder entender el transfondo de sus textos", asegura Ricardo Joven, uno de los actores. A pesar de ello, la adaptación de la compañía Teatro del Temple ha intentado alejarse del "tenebrismo" que siempre ha caracterizado las obras de este dramaturgo inglés. "Por ello, hemos querido depurar el texto para que el espectador capte de forma inmediata el complicado mecanismo de la obra", afirma su director. Por este motivo, se ha intentado romper lo que se conoce tradicionalmente como la cuarta pared. "En muchas ocasiones los propios protagonistas lanzan comentarios como esto va despacio que provocan una complicidad con el público, complicidad que Beckett siempre reclamaba. Ésta ha sido nuestra propuesta acercar el texto al espectador", explicó Marín.

Jose L. Esteban y Ricardo Joven encarnan a los dos protagonistas. Amo y siervo refugiados en un búnker y condenados a una espera inútil. En este espacio transcurre la obra en la que los dos personajes mantienen numerosas conversaciones sobre la melancolía, la tristeza o la soledad en una situación donde dejar de existir es cuestión de tiempo. Todo ello, teñido de un humor negro, irónico y con una utilización muy económica de las palabras. "Todos los diálogos están llevados a la extrema sencillez, Beckett eliminaba todos los modismos y palabras innecesarias, solamente daba las piezas esenciales", asegura Ricardo Joven. Sencillez, también, en la puesta en escena dominada por el gris asfáltico en el que diversos elementos como un despertador, un catalejo y un monitor reflejan la posible desaparición total de la especie humana.

Por otra parte, Teatro del Temple lamentó la poca implicación del público en este tipo de teatro y la falta de mecanismos para promocionarlo. "Es un reto coger un texto de Beckett y es una gran oportunidad de poder disfrutarlo ", comentaron.

Una oportunidad que ya han tenido ciudades como Guadalajara, Madrid o Gijón, donde han cosechado muy buenas críticas, y que ahora llega al Teatro del Mercado.

FUENTE: SANDRA BUZÓN - El Periódico de Aragón 20/11/2007

SAMUEL BECKETT

Tras un cataclismo mundial, Hamm (Ricardo Joven) y Clov (José Luis Esteban), últimos supervivientes de la especie humana, se encuentran recluidos en un refugio. Hamm ejerce de amo, pese a estar paralítico y ciego, y Clov parece asumir su condición de esclavo y siervo aunque con un cierto grado de rebeldía. Condenados a esa espera inútil donde nada se puede hacer que no sea lanzar gestos huecos y palabras vanas mientras a su lado agonizan el padre y la madre de Hamm metidos en un contenedor.

Un espacio gris asfáltico, sólo conectado con el mundo exterior por un ventanal. El metal es el elemento dominante, símbolo de una sociedad altamente tecnificada, pero sumida ya en el desastre medioambiental. El espacio sonoro, la luz y el uso puntual de imagenes audiovisuales, sirven para acabar de componer este fresco entre patético e irónico de un posible punto final para la especie humana.

FIN DE PARTIDA (boceto de la escenografía)

Impregnada toda la obra con el sarcástico horror, la maravillosa ternura y el sorprendente humor de Samuel Beckett nos encontramos ante una de sus obras cumbres que nos desvela que su obra sigue plenamente viva y actual; y que sus metáforas escénicas, trazadas siempre con economía de medios y de palabras, nos deslumbran con su clarividencia para mostrar la esencia del ser humano.

Teatro del Temple afronta el montaje de este clásico contemporáneo, como en casi todo lo que hace, profundamente respetuoso con el espíritu de la letra, pero dando una vuelta de tuerca más a su imaginario hasta hacer de la obra algo todavía más cercano y reconocible al espectador, desvelando su gran sentido cómico, a veces apartado del espectáculo por su contenido existencial.

Humor negro, melancolía y ternura para caracterizar a los personajes. Ellos son el elemento central de esta metáfora nítida y rigurosamente contemporánea de la condición humana.

TEXTO: http://irethblue.blogspot.com/2006/12/fin-de-partida.html

Ficha artístico-técnica

Dirección Carlos Martín
Dramaturgia Alfonso Plou y Carlos Martín
Producción María López Insausti
Ayudante de dirección Alfonso Plou
Escenografía Tomás Ruata
Vestuario Beatriz Fdez. Barahona
Iluminación Bucho Cariñena
Espacio Sonoro Teatro del Temple
Espacio Audiovisual José Ignacio Tofé
Distribución Julio Perugorria


Reparto

Hamm Ricardo Joven
Clov José L Esteban

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres