Blogia
Victor Rebullida

PARQUE DE LAS MARIONETAS

Aprovechamos la soleada y calurosa mañana del pasado domingo para acercarnos al parque "grande" y echar un ojo al montaje que se ha instalado para disfrute de los futuros contribuyentes de esta tierra.

Atractivo es, sí señor, y por lo que se veía, los peques disfrutaban de lo lindo. Mucho carrito con recién llegados.

Visto el recinto de pequeñas barracas y escenarios ocupados por una compañía cada uno, y el espacio dedicado a los artefactos clásicos de feria antigua: juegos de espejos, trampantojos, etc. esperamos la actuación de la Orquesta Zingarozana que toca sus melodías todas las tardes desde el kiosko de la música. El kiosko, que se encuentra rodeado por casetas con espectáculos y venta de marionetas (recuerdo que el recinto es llamado Parque de las Marionetas), está presidido en su acceso por la marioneta gigante de la Tía Elena que es habitual en desfiles y demostraciones cívicas que surcan nuestros céntricos paseos.

La Orquesta Zingarozana no es otra cosa que un cuarteto surgido de la compañia Teatro Che y Moche, inspirado en la parte musical de su exitoso espectáculo Oua Umplute. Un saxofón soprano, un violín, un piano y una tuba, sentados en torno a una mesa montada con un menaje en el mismo tono vintage del entorno -y en la que aprovechaban para echar unos suculentos y refrescantes bocados de fruta entre pieza y pieza- desgranaban aires zíngaros, rusos, etc.entreteniendo a un público de todas las edades que se tostaba bajo el sol.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres