Blogia
Victor Rebullida

ZARAGOZA Y EL TEATRO

ZARAGOZA Y EL TEATRO

Regreso a este foro tras un paréntesis un tanto largo pero el tiempo ni sobra ni se estira, al menos a las velocidades bípedo terrenales a las que nos movemos. Otra cosica será ir en cohete, como podría decir Einstein.

Qué bien. Algo ha cambiado de raiz en el teatro zaragozano tras la entrada de Rafael Campos en la gestión de la farándula municipal. Bueno, ójala dependiera de él el control de la farándula municipal. La farándula de la casa de la plaza del Pilar es otra guerra. Me refiero al de la farándula teatral que depende del municipio, para ser más exactos. La programación ha crecido a lo largo, a lo ancho y a lo alto. Seguro que habrá qué criticar y criticarán/criticaremos en algun momento algo, pero ahora esto parece jauja comparado con lo que teníamos antes. Estos vientos nuevos, estos cierzos renovadores también serían muy necesarios en otras áreas. Con el tiempo y una caña....

Sintiéndome partícipe de esta ola de espectáculos sabrosos y apetecibles, asistí la semana pasada al espectáculo de mi ex-compañero de instituto (ya conté la historia en este mismo blog) Jaime Ocaña en el Teatro del Mercado. Emboscado Ocaña tras ese Bosco "Emboscado" hizo las delicias de los mortales que a las orillas de la laguna Estigia nos encontrábamos pendientes del Juicio Final que el abogado de oficio pintor antes llamado Jaime Ocaña nos defendiera de nuestras culpas ante un Dios duro de oído que a la petición de este Bosco de una mulata le regaló una muleta.

Ocaña una vez más riza el rizo durante hora y media trepidante. Ingenio desbordante, diálogos afilados, humor inteligente, interpretación soberbia, improvisación natural, y más cualidades de un Ocaña que también canta y no dibuja nada mal.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres