Blogia
Victor Rebullida

VACACIONES EN GRAUS ( II ) Encuentro del Coro Joven de la COACE

VACACIONES EN GRAUS ( II ) Encuentro del Coro Joven de la COACE

Continuando con la narración de cómo transcurrió la pasada semana de vacaciones, a partir del miércoles comenzó la parte musical y de trabajo de la misma.

Nos juntamos en la Casa de Cultura de Graus cantores, directores de coro, compositores, profesoras de canto y maestros del Tai-Chi para trabajar.

El Coro Joven de la Confederación Coral Española (COACE) bajo la dirección del grausino Marcos Castán y de Enrique Azurza se juntaba en uno de sus habituales stages (anglicismo de moda) o encuentros como preferimos llamar. También estaban por allí los miembros del coro Phylophonía que dirige Castán, especializado en la interpretación de la música actual. El coro preparó un programa que fue interpretado el sábado en el Espacio Pirineos, y a su vez el coro era preparado en la técnica vocal por dos profesionales del canto como son la borjana Ana Corellano y la zaragozana María Angeles Marqués. Y no contentos con la preparación vocal, la preparación física y mental proporcionada por Angel Roy, pionero del Tai Chi en nuestra tierra, y que se encargó de poner a punto a los intérpretes antes de emprender las intensas y agotadoras jornadas de trabajo.

Siendo la mayoría de los cantores asistentes directores de coro, fueron impartidas clases de dicha materia por el director italiano Carlo Pavese quien dirigiría junto a Azurza y Castán en la actuación del sábado.

Por si la agenda del encuentro no era lo suficientemente apretada, estuvimos invitados para trabajar obras nuestras y hablar de nuestra música, el compositor alicantino Albert Alcaraz, Corrado Margutti, de Turín, y un servidor. Se dio un importante paso en el conocimiento mutuo y en el acercamiento del compositor a los miembros del coro.

La actividad de estos intensos cuatro días fue eso, intensísima e interesantísima. No dio tiempo a preparar toda la música que se puso en las carpetas y atriles pero eso es lo de menos porque se abrió una vía de trabajo y colaboración que promete ser muy fructífera. Este encuentro, con las iniciativas novedosas en él incluidas, ha sido lo que podríamos llamar una demo de una serie de prácticas que pueden ser desarrolladas independientemente en futuros encuentros, curso y talleres corales.

La piña formada entre todos los participantes, donde no había distinción entre directores, cantantes, compositores, etc. es el principal logro de estas concentraciones. La relaciones establecidas, los contactos, el flujo de material musical han hecho de este evento una cierta feria -valga la expresión- o mercado tan importante y útil como el programa formativo del mismo.

En estos días han estado acompañando y participando de las actividades, el presidente de la COACE, Javier Carrasco y su esposa, y Benito Hermosilla, tesorero de la Confederación y presidente de la Federación Riojana de Coro, que también fue acompañado por la suya.

El sábado nos juntamos todos para ofrecer al público de Graus un concierto en el que se interpretaron la sueca Kristallen den fina que abrió el programa mediante una efectista puesta en escena, con el coro repartido en torno al público y comenzando a sonar con un pedal a base de armónicos vocales. El grueso del programa lo formaban tres de los cuatro motetes compuestos por Maurice Duruflé y los correspondientes escritos por Vytautas Miskinis en homenaje al mismo Duruflé. También cantamos Illuxit nobis Hodie de Albert Alcaraz y de Corrado Margutti Le Mensonge, y para terminar un negro espiritual.

Como he dicho anteriormente las obras fueron dirigidas por Carlos Pavese, Enrique Azurza, Marcos Castán, y también por Isidro Martínez, director del Orfeón Logroñés y Paloma Manau, directora de la Coral Montisonense.

Pero ante las excelencias vocales de algunos miembros del coro, fueron interpretadas varias obras para solista y piano, de Puccini, Rossini y Delibes.

Ayer domingo los integrantes del coro que no habían tenido que partir de regreso a sus lugares de origen (habían quien venía desde Granada), y en número más bien mermado, acudieron a Torreciudad a cantar parte del repertorio preparado en los cuatro días de duración del encuentro.

Ahora me reincorporo a la actividad musical particular y a continuar con la composición de la música para la nueva versión de "Metrópolis" que Teatro Che y Moche estrenará este diciembre próximo coincidiendo con su décimo aniversario como comentaba Rebeca Cartagena en su artículo aparecido el día quince pasado en Heraldo de Aragón coincidiendo con la actuación de la compañía en Sallent con el espectáculo "Oua Umplute"

*La foto es de un momento de ensayo de la sección de voces blancas del coro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres