Blogia
Victor Rebullida

ECUADOR DE LAS JORNADAS CORALISTAS BORJANAS

ECUADOR DE LAS JORNADAS CORALISTAS BORJANAS

Atravesado el ecuador de las XXVII Jornadas Internacionales de Canto Coral en Aragón que tienen lugar en Borja, el primer balance ha cubierto sobradamente todas las espectativas. La terna de conciertos escuchados a "The Rose Ensemble", la Camerata "Sine Nomine" y el "Girls Choir of Tallinn Old Town Music House" no ha hecho sino acrecentar el interés en los tres restantes que tendrán lugar el próximo fin de semana.

Con algun cambio sobre los repertorios informados en este blog hace unos días, las tres formaciones contribuyeron a mantener el listón de las Jornadas borjanas a la altura a la que ya nos están "mal acostumbrando" en las últimas ediciones. No solo el nivel cualitativo está en un punto excepcional sino que no existen altibajos entre las sesiones. Resulta sorprendente cómo se puede lograr tal unidad en el nivel de los coros participantes. Claramente se debe al criterio de selección de los organizadores pero también a la existencia, cada vez más prolífica, de agrupaciones internacionales -y también aumentan las nacionales- de una valía sorprendente, moviéndose en los circuitos.

Los borjanos son privilegiados contando con estas Jornadas que les permiten asistir a unas actuaciones en las que, tanto intérpretes como obras interpretadas, son de una talla musical que ni en la capital, en Zaragoza, se pueden escuchar. En sendos fines de semana, los borjanos -y naturalmente todos los visitantes que acuden a la villa- disfrutan de unas versiones del repertorio coral que dificilmente podrían escucharse en Zaragoza en todo un año, pues de todos los aficionados es sabido que la música coral resulta un elemento extraño dentro de las programaciones y ciclos concertísticos, donde prima la música instrumental. Es triste que los programadores parezcan ignorar o desconocer la existencia de conjuntos que nada tienen que envidiar a las más granadas formaciones orquestales o camerísticas que ofrecen las agencias a nuestras salas de conciertos.

El coro mixto de Minnesota "The Rose Ensemble" traía un programa compacto, no fácil, en torno a la música religiosa checa, polaca y rusa de los siglos XI a XVI presentada en formatos a dúo, solista y coro, y dobles y triples coros, como en el caso de las obras barrocas de influencia italiana, de Titov, Gomolka o Zielinski. Es un coro muy especializado, con un sólido currículo y una fama bien ganada.

El repertorio de los cubanos de "Sine Nomine" fue más amplio en el tiempo. Son doce hombres con la extensión vocal equivalente a la de un coro mixto. Las voces de sus contratenores y sopranos masculinos son impagables resultando una experiencia inolvidable oírles en obras como las “Trois Chansons” de Debussy, habitualmente escuchadas a coros mixtos, o el “Salmo 23” compuesto expresamente para ellos por Tulio Peramo. Impecables sus vivos e intensos Victoria, Lasso, Vázquez o Del Encina, derrochando simpatía y flexibilidad musical en la ingeniosa y divertida “Conga” de López-Gavilán.

Las más de cuarenta chicas de Estonia -país musical y cantor donde los haya-,  que participaron con su directora Maarja Soone en el curso-taller paralelo a las Jornadas, nos pasearon por los paisajes musicales de los bálticos Tormis, Sisask o Kreek, y por obras universales de Mozart, Haendel o Saint-Säens con solista y acompañamiento pianístico. Con una disciplina y responsabilidad en el trabajo que a muchos adultos les convendría aplicarse, estas muchachas, de gran formación musical, una capacidad de lectura ejemplar y que no se arredran ante ninguna partitura, hicieron las delicias de los borjanos y visitantes que copan tradicionalmente la totalidad del aforo de la iglesia de Santa María. Dieron una lección de trabajo y preparación así como de compacidad en el canto.

He nombrado el taller impartido por la director Soone y sus cantoras. Se trabajaron junto al coro de chicas varias composiciones de autores estonios, principalmente Veljo Tormis, sobre canciones tradicionales estonias y finlandesas. Salieron a relucir cuestiones técnicas para el trabajo coral con niños y algunas observaciones sobre la interpretación de la música de Veljo Tormis. Colateralmente y de manera inevitable los participantes aprendimos algo de pronunciación de la difícil lengua estonia. Pero quizás la mayor y principal enseñanza que se pudo obtener del curso-taller fue la ejemplar actitud de las jóvenes cantoras durante las largas sesiones de trabajo, ensayo y canto, que nos llevaría a una profunda reflexión y autocrítica sobre el comportamiento de los adultos en las mismas circunstancias. Hemos pasado por esto en muchas ocasiones y sabemos de qué hablamos.

A la clausura del curso a cargo del organizador de las Jornadas, Emilio Jiménez, el Alcalde de Borja, Emilio Arilla, el Concejal de Cultura, y la Consejera de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón, Pilar Navarrete, se ofreció un aperitivo a la cuarentena de inscritos en el curso, como ya viene siendo tradicional, preparado por las señoras del coro "Vientos del Pueblo" y presentado de manera exquisita. Buenas viandas y mejores caldos alegraron la ya de por si espectacular mesa y feliz jornada.

Tras el concierto de la tarde, el coro estonio fue también agasajado de la misma guisa, solo que en esta ocasión, la desbordante imaginación de las mentoras de la tal mesa, incorporaron elementos alusivos a la festividad de Halloween lo que hizo las delicias de las jovencitas bálticas.

Me dejo, seguro, cosas y gentes por nombrar; no ha sido sino por olvido. Por ejemplo, este año la localidad ha estrenado nueva Corporación Municipal, estrenándose alcalde y concejalía en la atención oficial de las Jornadas.

Todavía queda la otra parte de las Jornadas, para las cuales nos "amenazan" con mejores coros todavía. ¿Es posible? La evolución reciente nos demuestra que sí.

*En la foto, Maarja Soone trabajando con el coro y unas solistas

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres